KOIRA Adiestramiento Canino

La Navidad, el terror de los cachorros (Los animales no son juguetes)

La Navidad, el terror de los cachorros (Los animales no son juguetes)

La Navidad, el terror de los cachorros (Los animales no son juguetes)

La Navidad, el terror de los cachorros (Los animales no son juguetes)Se acerca la navidad, una época de amor, fraternidad, ternura y buenos sentimientos. Quién no le ha pedido alguna vez a Papa Noel o a los Reyes Magos un cachorrito por Navidad, pensando que en esa época del año los padres no tienen mucho que decir.

Y es cierto, muchos padres se enternecen por esta época y los motivos por los cuales han denegado al niño el tener una mascota, parecen carentes de sentido. Y en un acceso de amor filial, al pasar frente a un escaparate, entran y compran el cachorrito más mono y activo de todos.

Y vivieron felices y comieron perdices…????

Lamentablemente la mayoría de estos cachorros son los abandonos de Semana Santa y Verano.

Después de 6 meses en casa, ese tierno cachorrito con mirada traviesa e hiperactivo, se ha convertido en el terror de la familia. Los niños que prometían ayudar a educar, pasear y limpiar al cachorrito, vuelven con el buen tiempo, a querer pasar más tiempo con sus amigos o frente a la consola.

El animalito, se dedica a ensuciar por toda la casa y destrozar zapatos, calcetines y almohadones y los papas, que trabajan 10 horas diarias están cansados de regañar al perro que no parece hacerles caso.

Además el cachorrito ha crecido y nuestro pequeño «Scotty» se ha convertido en un Labrador o un Golden hiperactivo y enorme de 35 ó 40 kilos de peso, que cuando bajamos a la calle nos tira, y en casa nos destroza los sillones y nos echa del sofá.

 

RECAPACITEMOS

  • Un perro tiene una vida de 12 a 18 años dependiendo de la raza
  • Necesita: comida, higiene, ejercicio, educación y veterinario
  • Durante su periodo de cachorro tendrá que bajar a la calle cada 2 horas, incrementándose este tiempo hasta que pueda aguantar de 8 a 10 horas
  • Si no hace ejercicio y lo educamos, estará estresado (como nosotros) por lo que se desahogará destrozando cosas y jugando con cualquier cosa (el no distingue entre zapatos y pelotas) para el todo sirve

Por lo tanto, antes de decidir llevar un cachorro a casa, deberíamos consultarlo con toda la familia, y valorar:

  • Hay alguien alérgico en la casa
  • Alguien tiene miedo a los perros (o mascota escogida)
  • Cuanto tiempo podemos dedicarle
  • Que energía estamos dispuestos a emplear
  • Nuestra economía nos permite el gasto que supone una mascota (alimentación, higiene, medicación, accesorios, veterinario, etc…)
  • Cuanto espacio tenemos
  • Que vamos a hacer con la mascota cuando lleguen las vacaciones???

Si después de plantear a la familia todas estas cuestiones seguís decididos a aumentar vuestra familia con un animal, os aconsejo que evaluéis el tamaño y el carácter del mismo, así como la especie, dependiendo de vuestras necesidades y disponibilidad.

Habladles a los niños de las diferentes necesidades de un perro, así como del comportamiento que deben tener con ellos, enseñadles su lenguaje, como acercarse a un animal, como acariciarlo, como darle la comida. Que os acompañen a comprar el cuenco, la cama y la correa o el collar.  Todo esto le dará un sentimiento de importancia, de espera, valoraran al ser vivo que llega con la importancia necesaria como para necesitar una preparación, como a un bebé.

Y vosotros, escoged el animal que vais a acoger por su carácter, ya sea en una protectora o en un criador especializado. Podréis decidir si queréis un cachorrete de 4 meses (equivalente a un bebé, que solo come, mea y caga) un adolescente de 1 añito (revoltoso y activo), o a un adulto de 2 ó 3 años con un carácter ya definido.

Todo esto no garantiza que el final sea feliz. Es un ser vivo y puede enfermar o tener un accidente, o puede que la impresión que tuvimos cuando lo vimos fuera errónea, o la educación que le hemos dado no sea la correcta…..

….. pero nuestra decisión será más meditada y las probabilidades de éxito mayores.

De esta forma, la Navidad, será para los juguetes, y cuando decidamos ampliar nuestra familia, disfrutaremos también de la emoción, de la expectativa y de la anticipación de la llegada de un nuevo ser a nuestra vida.

 

FELIZ NAVIDAD A TODOS……

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

1 comentario en “La Navidad, el terror de los cachorros (Los animales no son juguetes)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Ir arriba
logo Koira Adiestramiento Canino

¿Quieres más información? REGISTRATE

 

special offer!

logo Koira Adiestramiento Canino